Julio César Sarango: En el caso de Pepe Acacho “no se ejerció el derecho a la defensa. Por tanto, la sentencia es inejecutable”

You are here: